Páginas

martes, mayo 26, 2009

Corrección por Davor Harasic


Publico la carta que provocó mi segunda intervención, más matizada y corregida.

¡Gracias, profesor Harasic!


Cartas al Director
El Mercurio

Jueves 21 de Mayo de 2009
 
Debido proceso en Facultad de Derecho
Señor Director:
En su edición del domingo 17 de mayo, el columnista Cristóbal Orrego acusa a los profesores que solicitamos a rectoría investigar las denuncias existentes contra el decano Nahum de "lincharlo públicamente", lo que habríamos hecho "mediante una filtración infame a la prensa más puerca". Y en una carta del profesor Barroilhet, publicada ese mismo día, se usa también esta expresión al señalarse que al decano se lo ha "linchado públicamente con imputaciones vagas e imprecisas, sin que se le haya concedido el derecho a defenderse y a desvirtuar los cargos que se le hacen".
Al respecto, creo necesario precisar lo siguiente:
1. Los profesores a que alude el señor Orrego en su columna solicitamos al rector que se abriera una investigación ante una grave denuncia formulada por una profesora de la facultad, quien sostuvo públicamente que el decano se había atribuido investigaciones realizadas por ella. Formulamos esta solicitud cuando había transcurrido una semana desde que la denuncia fuera públicamente conocida sin que el decano la hubiera respondido de manera alguna.
2. Al día siguiente, el decano Nahum informó al rector y luego envió una carta pública a la comunidad académica, en la cual sostuvo que estaba siendo objeto de una "desorbitada campaña de injurias y calumnias". No obstante, afirmó que "celebraba" que los suscriptores de esta carta hubiéramos solicitado un proceso disciplinario, ya que ello permitiría que la autoridad adoptara "una decisión de fondo sobre las denuncias presentadas". Al día siguiente, el rector subrogante resolvió que la situación había sido aclarada por el profesor Nahum y que los hechos denunciados no eran efectivos.
3. Los profesores aludidos solicitamos que dicha decisión fuera reconsiderada y pusimos al rector en antecedentes de una nueva denuncia formulada, en el intertanto, por otro profesor de la facultad, quien había sostenido públicamente que el único libro publicado por el profesor Nahum no existía.
4. El mismo día en que solicitamos dicha reconsideración, dirigimos una carta personal al decano solicitándole que disipara esta última acusación entregando un ejemplar de su libro a la biblioteca de la facultad, lo que resultaba necesario, ya que, efectivamente, éste era completamente desconocido y no se encontraba disponible en ninguna parte. El decano nunca dio respuesta a esta solicitud ni entregó su libro en la forma solicitada.
5. El interés de la prensa por el conflicto de la Facultad de Derecho comenzó varios días antes de nuestra primera solicitud al rector y no fue motivada por ésta, sino por la carta de la profesora Donoso. Ninguno de los denunciantes tomó la iniciativa de contactar a algún medio de prensa antes de que apareciera la primera publicación sobre el tema.
6. El único ejemplar conocido del libro del profesor Nahum fue descubierto por los estudiantes, quienes lo mantuvieron en reserva por casi una semana sin darlo a conocer más que en reuniones celebradas con académicos. Aunque los profesores obtuvimos fotografías del mismo, éstas tampoco fueron entregadas a la prensa. El libro fue conocido públicamente sólo cuando el Centro de Estudiantes lo depositó en una notaría.
El hecho de que el decano de la Facultad de Derecho más importante del país publique a su propio nombre la memoria de prueba de un estudiante es lo suficientemente grave como para no requerir campañas difamatorias que le den publicidad al hecho. Los profesores que solicitamos la investigación no hemos "linchado" al profesor Nahum ni le hemos desconocido su derecho a defensa. De hecho, en nuestra solicitud no formulamos acusación alguna. Sólo hicimos lo que debíamos para evitar que esas graves acusaciones no fueran recibidas con la indiferencia que merecen las trivialidades.


DAVOR HARASIC YAKSIC
Profesor Facultad de Derecho
Universidad de Chile

1 comentario:

  1. qué horror!

    pensaba que esto "se había atribuido investigaciones realizadas por ella", sólo pasaba en Alemania :(

    saludos! (también a Davor!)

    ResponderEliminar