Páginas

miércoles, noviembre 28, 2012

Perdonen que sea en inglés . . . Newman se defiende bien . . .


How Cardinal Newman Handled the Haters

| November 26, 2012 AD | 52 Replies

In January 1864, the Protestant pastor and novelist Charles Kingsley reviewed an English history book for Macmillan’s Magazine. The review began innocently enough. Kingsley critiqued the author’s handling of English figures like Mary Tudor and Queen Elizabeth. However, it quickly devolved into potshots against Catholicism in general, and against one of its most ardent supporters, John Henry Newman, in particular. Newman was not yet Catholic, though he was on his way to converting in October 1845. But that didn’t stop him from being grossly offended by Kingsley’s remarks. This one hurt the most:
“Truth, for its own sake, had never been a virtue with the Roman clergy. Father Newman informs us that it need not, and on the whole ought not to be.”
To translate into modern parlance, Kingsley basically said: “All priests are liars and Newman is the worst.” Or into leetspeak: “Newman’s a n00b.”
So how did Newman respond? Well, the same way any of us would. The internet is flooded with slander and personal attacks—if you doubt that, go on Facebook and comment on any religious or political issue—and the typical response is to fight fire with more fire. If they dish it out, you serve it right on back. Newman was of the same mindset, so here’s how he responded:
Dear Mr. Kingsley,
Your amateur review, which contains unneeded and demonstrably fallacious accusations, hardly deserves a reply. The charges within are no mere error—they’re simply idiotic. They betray your lack of intellect more than my lack of virtue, as a simple reading of any of the Church’s most Holy Scriptures—you do read, don’t you?—would affirm the primacy of Truth. I can only assume your density precludes such understanding, or it may be your arrogance which renders comprehension impossible. Whatever the source, be assured that you have my deepest sympathies and prayers. I can only hope the smoke of Satan stops clouding your already pitiable intellect.
I am,
Your dear brother in Truth and charity,
John Henry Newman
Newman’s response would have sailed right along the modern stream of vitriol which flows through our comboxes, Facebook discussions, and Twitter diatribes.
But there’s only one problem.
That’s not exactly how Newman responded. His actual reply was much more kind and humble. Here’s the actual letter, which was directed not toward Kingsley but to the editors of Macmillan’s Magazine:
Dr. Newman to Messrs. Macmillan and Co.
The Oratory, Dec. 30, 1863
Gentlemen,
I do not write to you with any controversial purpose, which would be preposterous; but I address you simply because of your special interest in a Magazine which bears your name. That highly respected name you have associated with a Magazine, of which the January number has been sent to me by this morning’s post, with a pencil mark calling my attention to page 217.
There, apropos of Queen Elizabeth, I read as follows:
“Truth, for its own sake, had never been a virtue with the Roman clergy. Father Newman informs us that it need not, and on the whole ought not to be; that cunning is the weapon which Heaven has given to the saints wherewith to withstand the brute male force of the wicked world which marries and is given in marriage. Whether his notion be doctrinally correct or not, it is at least historically so.”
There is no reference at the foot of the page to any words of mine, much less any quotation from my writings, in justification of this statement.
I should not dream of expostulating with the writer of such a passage, nor with the editor who could insert it without appending evidence in proof of its allegations. Nor do I want any reparation from either of them. I neither complain of them for their act, nor should I thank them if they reversed it. Nor do I even write to you with any desire of troubling you to send me an answer. I do but wish to draw the attention of yourselves, as gentlemen, to a grave and gratuitous slander, with which I feel confident you will be sorry to find associated a name so eminent as yours.
I am, Gentlemen,
Your obedient Servant,
John H. Newman
I think we can learn a few things from the way Newman handled his critics:
1. Don’t feed the trolls. Instead of taking Kingsley’s bait and returning one personal attack with another, Newman answered through a gracious open-letter to the Magazine. The letter eventually bloomed into Newman’s classic memoir, Apologia Pro Vita Sua, his book-length defense of Catholicism against Kingsley’s arguments. Newman understood that sometimes the best way to diffuse antagonism is to battle it on your own terms, not to sink down to the critic’s own nastiness and venom.
2. Compliment vigorously. It’s hard for people to hate you when their fire is chilled with kindness. Note the warmth and unwavering charity in Newman’s letter. Next time you get into a combox debate, find something in your interlocutor’s position to compliment before you begin a critique.
3. Assume the best. Newman clearly gave the magazine the benefit of the doubt. He praised its “highly respected name” and repeatedly referred to the editors as “gentleman.” These words were not passive-aggressive taunts. They were marks of true sincerity, signs that Newman was totally uninterested in slander or ad hominem attacks.
 

domingo, noviembre 25, 2012

Liberty Valance sintetiza la férrea unidad de principios de la derecha chilena

Una columna de antología.

Reíd.

O llorad.


Liberty Valance
Sábado 17 de Noviembre de 2012 (El Mercurio, Revista Sábado)

La nueva derecha



Candidato: Gracias por recibirme y gracias por el apoyo. No los defraudaré, pero me gustaría que me aclararan algunas cosas.
Directiva: Por favor.
Candidato: Yo estaba por Mitt Romney. También perdí. Romney era mormón. ¿Se puede ser de derecha y mormón?
Directiva: Por supuesto.
Candidato: Me refiero a Chile.
Directiva: En todo el mundo.
Candidato: Lo otro. Si estoy a favor del movimiento homosexual y creo que pueden tener un vínculo....
Directiva: ¿Religioso?
Candidato: Legal, pero vínculo. Y además creo que pueden ingresar a las Fuerzas Armadas y Carabineros, como cualquier chileno. Si creo en todo eso, ¿puedo ser de derecha?
Directiva: Lógico.
Candidato: ¿Y si creo lo contrario?
Directiva: ¿Cómo?
Candidato: Los homosexuales no pueden tener vínculo legal y ni una de esas martingalas, porque es la puerta de entrada para cosas peores. Atenta contra la naturaleza de los institutos armados que uno de ellos ingrese a sus filas. Imagínenselo desfilando en la parada militar, con el paso cambiado. Si usted deja entrar la serpiente al Paraíso, entonces el Paraíso deja de ser lo que era. En estas circunstancias, ¿puedo ser de derecha?
Directiva: También.
Candidatos: El gusto por Los Huasos Quincheros está ahí, pero ahora convive con otros cantantes: Silvio Rodríguez, Joan Manuel Serrat y Bob Dylan. Escucho esas canciones en mi campo y me emociono, palabra que sí. Si mi gusto musical se modifica e incluso cambia, ¿puedo ser derecha?
Directiva: Lógico. Es un asunto de cultura musical o literaria. Es libertad de elegir y puede escoger lo que quiera. Amor a la libertad.
Candidato: Un amigo de infancia me regaló un DVD de Iron Maiden. Leí que eran medio satánicos, inmorales y atentaba contra las buenas costumbres... ¿saben lo que pasó?
Directiva: ¿¡Qué!?
Candidato: Me gustó la fuerza musical y la energía que transmitían. Tienen su qué. ¿A qué voy?, voy a lo siguiente: soy de Maipú, me gusta Iron Maiden y soy de derecha, ¿se puede?
Directiva: Se puede.
Candidato: ¿Y me puede gustar el heavy metal, ser católico y además ser de derecha?
Directiva: No hay problema.
Candidato: Estar en contra del aborto y de derecha.
Directiva: Sin duda alguna.
Candidato: ¿A favor del aborto terapéutico y de derecha?
Directiva: A ver, a ver, a ver, responde la siguiente pregunta y tómate tu tiempo, si lo estimas conveniente: ¿estás a favor de la vida?
Candidato: ¡Sí!
Directiva: No hay problema. Tienes el concepto básico y eso es lo que importa.
Candidato: ¿Estar a favor del divorcio y ser derecha?
Directiva: Es posible.
Candidato: ¿En contra y de derecha?
Directiva: Naturalmente.
Candidato: ¿Ateo y de derecha?
Directiva: ¿Ateo ateo, o agnóstico tirando a ateo, o medio agnóstico?
Candidato: ¿Ateo ateo de derecha?
Directiva: Se puede.
Candidato: ¿Agnóstico tirando a ateo de derecha?
Directiva: Se puede.
Candidato: ¿Medio agnóstico de derecha?
Directiva: Se puede.
Candidato: ¿Y se puede creer en el relativismo y ser de derecha?
Directiva: ¿Un relativismo con principios o sin principios?
Candidato: Con principios.
Directiva: Entonces claro que se puede.

viernes, noviembre 23, 2012

El miedo de la derecha 2

Y la otra carta, derechamente incorrecta.

Leed.

Alternativa conservadora


Señor Director:
Gonzalo Rojas llama a los líderes naturales de la sociedad civil (dirigentes sociales, profesores, artistas, empresarios . . .) a manifestar sinceramente su preferencia entre los pre candidatos presidenciales. Así servirán de mediadores entre los políticos, aislados en su desprestigio, y los desencantados ciudadanos corrientes. Él menciona a diez personalidades, desde Bachelet a Enríquez pasando por Allamand y Parisi, y termina recordando los nombres de quienes podrían representar posiciones más conservadoras: Kast, Álvarez . . .

Da en el clavo. ¿Será verdad que Chile es un país más liberal que Estados Unidos? ¿Será verdad que, en nuestra patria, nos resignemos a legitimar las causas liberales más extremas, sin que ningún líder político levante una candidatura independiente?

Se va extendiendo la sensación de que vivimos una profunda crisis moral. Los casos de corrupción pública, los recurrentes escándalos sexuales, el impune marchar de jóvenes que se creen dueños del país y destrozan la propiedad pública y privada, la explotación del cuerpo humano para lucrar, el ciclo indecente de consumismo y usura legalizada, la expansión de la droga y del alcoholismo desde edades cada vez más tempranas, la élite desgastada, convertida en una oligarquía monstruosa, ¿quién no ve que todo esto refuerza la deserción de la política? ¿Para qué votar, si todas las alternativas son prácticamente equivalentes? ¿Cuál es el "mal menor"? ¿No lo será, simplemente, abstenerse de votar y trabajar en una alternativa conservadora de largo plazo?

O de corto plazo. ¿Cómo no levantar un candidato presidencial conservador de verdad, uno inspirado en gente como Gonzalo Vial, en la fuerza liberadora de la verdad cristiana?


Cristóbal Orrego Sánchez

El miedo de la derecha 1

He comprobado que la derecha —en el mal sentido de la palabra— está con miedo. Con tal de no perder el poder, no quieren ni oír hablar de una candidatura de derecha de verdad —o sea, conservadora—. He enviado dos cartas a los diarios de derecha y no se publican. Lo comprendo.

Leed.

Candidato independiente

Señor Director:

Las comparaciones políticas son arriesgadas. Algunos comparan a Laurence Golborne con Michelle Bachelet, destacando sus popularidades y sus simpatías (medidas por encuestas: ¡qué simpático!). Otros comparan a Andrés Allamand con Ricardo Lagos, por su carácter más político y serio, donde la fuerza no está en la simpatía, sino en las acciones y los argumentos.

Sin embargo, olvidan una cosa: la señora Bachelet fue siempre, toda su vida, una activa e ideológica militante política. Nunca fue "Mrs. Simpatía" y una incógnita de opiniones. Con otras palabras, ella fue y es una figura políticamente respetable, mientras que el ex ministro Golborne es un recién llegado a la arena, que ha subido como la espuma y podría reventar como pompa de jabón. De hecho, su peso político casi nulo quedó demostrado en su fallida cuasi campaña municipal.

En una batalla auténticamente política le veo más fuerza para ganar unas primarias al ex ministro Allamand, que también tendría más empuje y arrastre político contra la señora Bachelet, quien, dicho sea de paso, es tan seriamente política que bien puede aspirar a pasar a la historia con dignidad y no volver a una contienda presidencial de resultado muy incierto.

Sin embargo, resta una cuestión quizás importante. ¿Quién nos representa a quienes, por falta de sintonía en los principios, tendríamos que anular de nuevo el voto o abstenernos? Si Pablo Longueira o José Antonio Kast no son candidatos, ¿no habrá llegado la hora de buscar a un independiente para la primera vuelta presidencial? ¿No podríamos asi medir las fuerzas efectivas de la derecha tradicional frente a la derecha liberal?


C.O.

jueves, noviembre 15, 2012

Amigos personales, enemigos públicos

La encontré. Publicada el año 2007 en El Mercurio. De gran actualidad.

Leed.


 

Amigos personales, enemigos públicos


Corre el año 1984. He tenido mi primer encuentro con quien llegará a ser uno de mis mejores amigos de la Universidad Católica.

Él milita en la Democracia Cristiana; tiene una conciencia viva de las violaciones a los derechos humanos; cree en la necesidad de luchar, de manera pacífica, por la recuperación de la democracia. Yo no milito en ningún partido; creo que las denuncias de violaciones a los derechos humanos son calumnias de gentes ávidas de poder, y espero que la democracia llegue como consecuencia del cumplimiento de un itinerario marcado por la Constitución de 1980, no de las movilizaciones, que tanta violencia desatan.

Seguirían muchas conversaciones como ésa. También con otros compañeros, por así decir, más a la izquierda y más a la derecha: esos que luego aparecían lanzando piedras y corriendo delante de los guanacos, y los que lamentaron el fracaso del intento de asesinar al Presidente, y los gremialistas que formaban grupos para defender la Universidad contra quienes pretendían tomársela por la fuerza, y los que organizaban esos desfiles de adhesión al gobierno militar.

Mi amigo democratacristiano, alto, más bien grueso, no se cerró a la amistad con un pinochetista.

Yo, por mi parte, ya había aprendido a abrir mis brazos y mi corazón a todos, sin discriminaciones políticas, gracias a las enseñanzas de san Josemaría Escrivá de Balaguer, el Fundador del Opus Dei, y de su ejemplo durante el difícil trance de la guerra civil española. Pero fue especialmente a partir de ese primer año de universidad que tuve ocasión de practicarlo. Recuerdo ese 1984 como el origen de amistades personales entrañables, a pesar de las diferencias de lealtades políticas.

Si en esos años anormales fue posible trazar la distinción entre el ámbito público, donde se daban las diferencias —incluidas diferencias en la acción política—, y el ámbito personal, donde se daban las coincidencias de afectos y de actividades —esos partidos de fútbol pluralistas . . . aunque no tan pluralistas como los asados—, ¿cómo no va a ser posible trazar la distinción hoy, cuando llevamos ya casi dos décadas de convivencia democrática normal?

Entiéndaseme bien. No es mi intención derogar la diferencia entre amigo y enemigo en el ámbito público, sino más bien afirmarla como una distinción fundamental que no lleva consigo la enemistad privada.

Un ejemplo extremo es el de la guerra. Dos hombres pueden ser amigos personales y verse enrolados como soldados en ejércitos enemigos.

La convivencia pacífica y los métodos políticos de solución de las controversias sobre el bien público permiten mantener y aun llevar a su plenitud la distinción, sin confusión, entre los amigos personales y los amigos públicos, y entre los enemigos personales y los enemigos públicos.

Uno de mis sueños de 1984, que compartía con ese amigo tan abierto y sabio, era poder intervenir los dos en algún debate público, donde —como auténticos enemigos públicos— nos atacáramos sin cuartel, con las armas y bajo las reglas de la retórica; pero que, terminado el debate, por muy acalorado que hubiese sido, por muchas chispas de pasión que hubieran saltado, los dos fuésemos capaces de saludarnos como amigos e ir a almorzar juntos.

Ese sueño —entonces parecía algo utópico— es hoy, sin duda, para una gran mayoría de los protagonistas de la vida política, una realidad más o menos conquistada.

No renunciamos a atacar, por todos los medios lícitos, a nuestros enemigos políticos.

No desistimos de tocar el talón de Aquiles de un enemigo político, de quien combate nuestros ideales sobre el bien común, de quien nos parece —en cuanto personaje público— un demonio destructor de cuanto hay hermoso y santo en este mundo decadente.

Aceptamos, además, como exige la equidad argumentativa, que ese enemigo político utilice las mismas armas, y que las blanda en contra nuestra con toda su fuerza y habilidad.

Yo soy católico y pretendo que el espíritu del Evangelio se imprima en todas las estructuras temporales.

Ya veo que algún comecuras pone cara de asco y se acuerda de alguno de sus sacerdotes laicos, no sé, de Hobbes o de Habermas. El anticlerical sufre y chirría con una ley inspirada en el Evangelio tanto como una viejecita beata sufre y chilla con una ley inspirada en la autonomía atea, como las leyes que admiten el aborto o la eutanasia.

Yo le reconozco su derecho a ese laiconazo, el derecho a su religión —la de la autonomía, que es como creerse dios para sí mismo— y el derecho a considerarme su enemigo público, como yo lo considero a él mi enemigo público.

Lo fundamental es conseguir ese recíproco reconocimiento como enemigos, como requiere la nobleza, y que ojalá encaucemos esa enemistad pública por vías pacíficas.  

Así podremos también ser amigos personales.


Pasiones políticas

Me gustaría encontrar mi columna sobre enemigos públicos, amistad personal, para leérsela a quienes, con exceso de pasión, han enfrentado las últimas elecciones municipales y universitarias.

No debemos confundir la derrota (yo siempre he sido derrotado, desde el Sí en el plebiscito de 1988 hasta el presente . . . ahora me pregunto si alguien más habrá votado por el Sí en el plebiscito, creo que el 43% lo hice yo casi solo con mi voto . . . ) con una enemistad total contra los vencedores. Eso es ridículo. Prefiero el modelo de Tomás Moro, que colaboró en cuanto pudo con su monarca, y rehusó hacerlo en el resto.

Sé que esto no se entiende hoy, pero yo, que no voté por Michelle Bachelet ni por Sebastián Piñera, no habría tenido ningún problema en colaborar con su gobierno, en cualquier área del bien común compatible con mi conciencia. No tendría ningún problema, por ejemplo, en ayudarles en Educación o Justicia o Relaciones Exteriores . . . sin por eso declararme partidario de su gobierno. Es lealtad con el país, que nunca tendrá gobernantes totalmente a la pinta de nadie.

¿Traidor, amarillo, demo? Espero que no. Bueno, traidor, quizás; amarillo, raras veces; demo, jamás.




Pro-Vida e instituciones católicas

En Roma hay preocupación por la cultura de la muerte infiltrada en instituciones católicas.

Leed.



11/13/2012 

«Prohibir el aborto y la eutanasia en las estructuras católicas»

Rss Feed Twitter Facebook Print
Agentes sanitarios durante un encuentro de formación
Agentes sanitarios durante un encuentro de formación

Del 15 al 17 de noviembre, médicos de todo el mundo reflexionarán en la conferencia “El hospital, lugar de evangelización: misión humana y espiritual”. El llamado de Zygmunt Zimowski, “ministro vaticano de salubridad”

Giacomo Galeazzi Città del Vaticano

No hay justicia sin defensa de la vida e igualdad de trato para los pacientes ricos y pobres. «Las cuestiones fundamentales son el absoluto respeto de la vida desde su concepción hasta su fin natural, la humanización de las curas, el pleno respeto hacia la persona enferma y las terapias paliativas». Una crítica indirecta a la “reforma sanitaria” del presidente estadounidense Barack Obama y con un “no” claro a la distinción entre enfermos de primera y segunda clase.
 
En el dicasterio vaticano de salubridad, la 27ª Conferencia de los agentes sanitarios será una advertencia en contra de la cultura de la muerte que representan el aborto y la eutanasia. Zygmunt Zimowski, “ministro vaticano de salud”, usó tonos que no dejan lugar a dudas al presentar en la Sala de Prensa vaticana este encuentro, que se llevará a cabo del 15 al 17 de noviembre en la nueva aula del Sínodo y que se titula este año “El hospital, lugar de evangelización: misión humana y espiritual». Llegarán a la Curia romana 600 médicos y voluntarios de todo el mundo y de más de 60 países.

Además del arzobispo polaco también hablaron al respecto el Secretario del dicasterio, Jean-Marie Mupendawatu, el subsecretario Augusto Chendi, Vincenzo Saraceni (presidente de la Asociación de Médicos católicos italianos), Giuseppe Profiti (presidente del hospital “Bambino Gesù” y manager de confianza del cardenal Tarcisio Bertone). «Los hospitales –subrayó Zimowski– son lugares privilegiados de evangelización, mientras que la coyuntura económica lleva a reconsiderar drásticamente los servicios sanitarios y se deben afrontar graves desafíos, empezando por la defensa de laidentidad de los hospitales y de los demás entes sanitarios católicos y del mantenimiento de su específico papel de subidiariedad».

Mientras tanto, en el tercer mundo, denuncia la Santa Sede, todavía existe «una grave carencia incluso en la posibilidad de acceso a las curas básicas y, a menudo, las personas mueren por la falta de fármacos que cuestan solo pocos dólares, como en el caso de las terapias en contra de la malaria». Además, faltan «los equipos de diagnóstico básicos y la posibilidad de hacer que funcionen, una deseable formación especializada del personal sanitario».

Lo que «une a los grandes complejos metropolitanos y a los pequeños hospitales rurales» debe ser «la relación paciente-agente sanitario». El modelo es «el Buen Samaritano de la homónima parábola evangélica». El Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, presidirá el evento inaugural del congreso. Como indicó el secretario del dicasterio vaticano para la salud, Jean-Marie Mupendawatu, la «cultura de la salud en nuestra época cubre un conjunto cada vez más amplio de problemas relacionados con la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural (cuestiones relacionadas con el aborto, la limitación del nacimiento, los diagnósticos prenatales, el respeto de la vida en los que tienen alguna discapacidad, la tercera edad, la fecundación artificial, los transplantes de células).
 
La Santa Sede se opone a estas «soluciones aberrantes, sin ninguna orientación ética irrenunciable». Por ello, los «agentes sanitarios que se inspiran en la fe y en la moral cristiana deben convertirse en promotores y pioneros de una formación ética que acompañe su preparación profesional». En este punto surgen las alusiones indirectas a la Casa Blanca: «No debe y no puede huir de la mirada de la opinión pública que las peores carencias, que se registran incluso en las diferentes políticas sanitarias del mundo y en las relativas reformas sanitarias, tienen una clara implicación ética y moral».

Por ello, el agente sanitario católico, «no puede delegar al moralista o al experto de ética los problemas que le interpelan directamente. No se puede pensar que el experto de ética es una persona o una institución que, desde lo alto de una cátedra, mira con recelo y desconfianza al necesario y exaltante progreso de la ciencia y de la técnica, y se limita a formular sentencias abstractas». El sodalicio entre medicina y moral, entre ética y ciencia, «debe traducirse en una constante atención para los que están llamados a servir al hombre». Al final, el subsecretario Augusto Chendi llamó la atención sobre la distribución de los recursos financieros, en una época de recortes al gasto público, y sobre la investigación farmacéutica, que no puede perseguir solo los intereses del mercado.

La fe explicada a los niños

Antes de comenzar, aclaro que estas entradas son para niños con uso de razón, mayores de 7 y menores de 12 años.

Si alguien mayor las lee, que me corrija cuando piense que gentes de 12 años o menos no podrían entender el lenguaje o las comparaciones.

Sin embargo, no subestimen a los niños. No es mi intención tratarlos como si fueran guaguas (bebés, para lectores no chilenos).

Nada de cuchi-cuchi.


Nueva era . . .

Estimados lectores:

Como algunos de ustedes saben, llevo varios años (2-3) consultando a varios de ustedes, en diversos contactos, acerca de un tema al que podría dedicar de manera sistemática este blog por varios meses, de manera de poder recoger las entradas en un nuevo libro (sería el tercero, tras "Las instrucciones del microondas", Santiago 2006, y "Todavía quedan fanáticos", México 2010).

Entre los muchos consejos, todos buenos y sobre temas de urgente necesidad, no saben y quizás muchos se sorprendan acerca de cuál fue el que terminó de convencerme, con el cual comenzaré dentro de 3-4 entradas más (debo preparar la cancha un poco).

Y el ganador es . . . sé que les parecerá aburrido . . . pero . . . es el Año de la Fe (aunque la idea surgió hace tres años) . . . el tema de la fe explicada a los niños.

Sí, lamento decirlo, pero por algunos meses dejaré de lado el sarcasmo de viejo, y los temas escabrosos, para escribir entradas de 333 palabras (incluido el título) sobre la fe explicada a los niños.

Les pido comentarios constructivos con miras a corregirlas para la publicación.

God bless!

sábado, noviembre 10, 2012

Cobardes ante los gays

Está bastante comprobado que la estrategia del lobby gay incluye la violencia verbal, acusar a los defensores del matrimonio de ser fanáticos y "homofóbicos", y denunciar la discriminación . . .

En Inglaterra, reporta el Daily Mail en septiembre de 2007 un caso en que, para no discriminar a la pareja de guardianes gay, los dejaron abusar de sus niñitos . . .

Cobardes.

Yo, por mi parte, sigo enseñando —en mis clases y fuera de ellas— que a los gays hay que frenarlos, que su conducta es una depravación grave y que su ideología corrompe las bases de la sociedad. Si otros tienen la caridad de callar, yo tendré la caridad de hablar.

El caso, la anécdota, a ver si nuestras autoridades se ponen los pantalones y defienden a los niños. Ahora que la pederastia es un escándalo, todos se apresuran a condenarla y a pedir perdón. Muy bueno, pero, a ver si son igual de valientes para defender a los niños de las parejas gay.

Gay couple left free to abuse boys - because social workers feared being branded homophobic

By PAUL SIMS
Last updated at 21:53 05 September 2007

A homosexual foster couple were left free to sexually abuse vulnerable boys in their care because social workers feared being accused of discrimination if they investigated complaints, an inquiry concluded yesterday.
Craig Faunch and Ian Wathey were one of the first homosexual couples in the country to be officially approved as foster parents.
They looked after 18 children in only 15 months.
Scroll down for more...
Craig Faunch and Ian Wathey Ian Wathey (left) and Craig Faunch were jailed last year for sexually abusing young boys
With no previous convictions, they came across as respectable men who simply wanted to help boys with a variety of problems.
In reality, they were paedophiles, who repeatedly abused the children in their care.
Even when the mother of two of the children reported her suspicions to the council, officials accepted the men's explanations and did nothing.
Instead of banning children from staying with Faunch and Wathey, they sent youngsters with more serious problems to them. Between them, the couple abused four boys aged between eight and 14.
In a scathing report published yesterday, Wakefield Metropolitan District Council was condemned for treating the men as "trophy carers".
The children's charity Kidscape said those in charge of overseeing the safety of children in the care of Faunch and Wathey had allowed political correctness to override common sense.
The report, following an independent review of the case, said: "One manager described the couple as 'trophy carers' which led to 'slack arrangements' over placement.
"Another said that by virtue of their sexuality they had a 'badge' which made things less questionable.
"The sexual orientation of the men was a significant cause of people not 'thinking the unthinkable'.
"It was clear that a number of staff were afraid of being thought homophobic.
"The fear of being discriminatory led them to fail to discriminate between the appropriate and the abusive."
The report also accused the council of failing to carry out proper assessments before and after the children were placed with Faunch and Wathey.
"Issues arose in the first longer-term placement of two children, including potential indicators of child sexual abuse, which were inadequately investigated, understood or acted upon," it said.
"More children were then placed with Faunch and Wathey, some successfully, some with concerns which were again inadequately investigated, understood or acted upon.
"The practice of some social workers in this case was deficient."
The report's authors, led by former Surrey social services chief Brian Parrott, said they could not be sure that Faunch and Wathey were "predatory paedophiles" who became foster carers in order to have access to children.
They added: "Our criticisms are much more of those in middle management whose job it was to piece together what was really happening, to ask the right questions and to be critical and probing."
Wathey, 42, was jailed for five years in June last year after being convicted of four counts of sexual activity with a child and one offence of causing a child to watch sexual activity.
Faunch, 33, received a six-year jail sentence after he was found guilty of five charges of engaging in sexual activity with a child and two of taking indecent photographs of a child.
The couple, who lived together in Pontefract, West Yorkshire, were approved as foster carers by the council in August 2003.
Their victims included a 14-year-old boy with Asperger's syndrome, a form of autism,who had a mental age of seven and was forced by Wathey to watch gay pornography.
Another youngster with a "very troubled background" was only in their care for a few weeks before being abused by Faunch.
But social workers had been aware of "inappropriate" behaviour long before then.
Just eight months after they started as professional foster carers a mother of eight-year-old twins, who couldn't cope with raising them on her own, voiced concerns about them with social services.
While visiting the twins, the 34-yearold single mother was shown a picture taken by Faunch showing one of the boys going to the lavatory during a visit to Butlin's holiday camp in Skegness and discovered a similar snap had been taken of the other twin.
A social worker took the photograph and promised a full investigation.
But the court heard that not only did social services staff lose the photo, they decided against contacting police after accepting Faunch's explanation that he was trying to embarrass the boys into shutting the lavatory door.
Police later discovered that, days after the photos were taken, Faunch recorded an indecent video of the twins taking a shower. They began abusing the boys three months later.
Undetected, the offences continued over an 11-month period, Leeds Crown Court was told last year.
Police were called in to investigate the couple only after one of the abused boys told a woman he had been touched by one of the men.
Faunch abused all four boys and Wathey targeted one of them.
Judge Sally Cahill, QC, said neither had shown "empathy, remorse or any responsibility for their actions".
Yesterday's report said that the fostering panel which approved Faunch and Wathey accepted without hesitation their request to look after only boys on the basis that they didn't feel equipped to look after girls.
The report made 41 recommendations for overhauling the council's fostering process.
Last night, Michelle Elliott, a director of Kidscape, said: "Common sense went out of the window when they allowed political correctness to take over in this case.
"I don't care if you are homosexual or bisexual - if you are taking care of children you need to be vetted and subjected to the same investigation as anyone else.
"Child abuse knows no gender boundaries."
Elaine McHale, the council's corporate director of family services, said it would be "inappropriate" to comment on the report until after a meeting of the full council on September 12.

viernes, noviembre 09, 2012

Obispo chino: detenido por fidelidad a Roma

Les dejo el testimonio de Mons. Tadeo Ma Daqin, detenido por las autoridades chinas y recluido en un seminario. Los chinos ejercen ahora un totalitarismo soft: no matan, conversan.



“Faith of a Child

By Bishop Thaddeus Ma Daqin

 
I am gratified that my parents died early.

My father passed when I was studying my second year of theology. I spent the whole winter break on his sickbed. Since I entered the seminary, we had less chance to talk, unlike when I was a child and he used to tell me lots of stories. He became quieter once I learnt to study and read. Then when he was seriously ill, without much strength to speak, it was my turn to sit near his bed and quietly keep him company.

I had to report back when the new semester began. If I had written to the rector, telling him about my father, I am sure he would have let me stay home a while longer. But when I thought of those seminarians travelling so far from other provinces, I realized it was not fair for me, someone from the local diocese, to extend my holiday.

My father asked me to stay as long as I could and I dashed to get back to the seminary the evening before classes resumed. The next morning came the call from my family: my father had passed at 4 am. I rushed back home to find his body wrapped in white cloth.

My mother suffered from a rare type of leukemia and had been relying on both Chinese and western medication for over 10 years. Just as I was assigned to Nanqiao parish near Fengxian, her health suddenly deteriorated. The doctor told us she had three months to live. It was not easy for me to travel from Fengxian, which is on the outskirts of Shanghai, back to the city center to visit my mother.

Meanwhile, I caught a fever and was hospitalized with an atypical pneumonia; they wanted to check if it was SARS. My mother and I were sent to different hospitals, but we managed to talk on the phone.
“Daqin, it matters not,” she told me. “Although the cross God gave us was heavy, we must be able to bear it. The merciful God would not give us a cross that we cannot carry.” She lived three more months, and passed away on the feast of Christ the King.

I am the youngest of three. My parents did not want to see me suffer and would bear anything for me. All good parents in the world do that, don’t they? And do the children recognize their filial responsibility to take care of their parents only when they have passed?

My mother supported me when I decided to go to the seminary but my father vigorously objected. There was only one reason for his objection: his father, his younger brother and he himself were all jailed because of their Catholic faith. He did not wish to see his beloved son suffering the same hardship.
But I persisted. I got admitted to Sheshan, which was at that time the largest seminary in the country. For certain reasons, the seminary is temporarily suspended at the moment. Seminarians from various dioceses who were studying theology and philosophy here have been transferred. Still, it is a sacred place in my heart and, I believe, in many others’ hearts too. Located at the world famous pilgrimage site of Sheshan, it is God’s great gift to Shanghai and the China Church.

The other day I was alone in my room, making rosary beads and praying for the deceased during this month of the Holy Souls in Purgatory, when some of the others set off for the cathedral to attend a diaconal ordination.

I thought of my parents and something occurred to me: I felt very grateful that they have passed away so early, because they do not have to worry for me. They were honest and sincere all through their life but they have suffered one political movement after another. Only the people of their generation can truly appreciate the struggles they have gone through.

If they were still alive today, I don’t know how nervous and worried about me they would be! Even when Catholics started coming to see me after August, their first words were often “have you been beaten up?” and then, mostly likely, “you look thin and gaunt.”

Sometimes, what you experience in a few days, weeks or months could be more than what you have for your whole life. Witnessing the dynamics among people and the vicissitudes, you grow to become mature, and you grow to become old gradually.

Even though “drinking tea” [a metaphor for being summoned by government officials] many times and being warned not to have any illusions, my thoughts are free.

I have been asked: why did not I leave? It is because of what my father said to me when I insisted on entering the seminary and preparing for priesthood. “If you are determined to go, do not come back and do not give up when you are half-way through,” he said. I did not hesitate to answer “of course!”

I have kept this promise until today. I am going to keep it until the day I grow old, if God wishes me live to an old age.

This is a very small promise that a son made to his father. Is such a promise the faith of a humble and frail son?

miércoles, noviembre 07, 2012

Buena idea, buen ejemplo

La teología del disenso encuentra un parelé.

Estados Unidos; la universidad católica rechaza a la teóloga feminist Rss Feed Twitter Facebook Print

Estudiantes de la Universidad de San Diego
Estudiantes de la Universidad de San Diego

El ateneo de San Diego se niega a aceptar el curso de la profesora inglesa Tina Beattie: «No es ortodoxa»

FABRIZIO MASTROFINI ROMA La Universidad Católica de San Diego, California, decidió no contar con Tina Beattie, profesora de Estudios Católicos en la Universidad inglesa de Roehampton, experta de cuestiónes éticas y feministas, exponente de relieve de la dirección de la revista católica británica “The Tablet”. La profesora habría debido comenzar un curso, a partir de mañana 6 de noviembre, como profesora invitada. Hace diez días llegó la noticia. La presidenta Mary Lyons envió una carta en la que subrayaba la visión no ortodoxa de la profesora Beattie. Esta situación, además de provocar disgusto en el Reino Unido, fue retomada en los Estados Unidos por National Catholic Reporter y llegó a Italia en el último número de la agencia de prensa Adista. Esta decisión, indicó Beattie, es «síntoma de algo nuevo y muy preocupante». «No se trata de una cosa que tiene que ver conmigo; tiene que ver con un cambio en la cultura de la Iglesia católica y que debería preocuparnos mucho».

El motivo sería la visión de la teóloga, considerada poco adecuada con la línea del Magisterio. Por lo menos fue lo que escribió sin medias tintas la presidenta de la Universidad. La misión principal de esta casa de estudios, indica la carta, «es la de ofrecer la oportunidad de dar cuerpo a la tradición intelectual católica en sus diferentes formas. Esto incluiría una presentación clara y coherente de las enseñanzas morales de la Iglesia, enseñanzas con respecto a las cuales usted, como teóloga católica, ha expresado su desacuerdo en público». El curso tenía un tema relacionado con la historia del arte: “Visiones del Paraíso: mujeres, pecado y redención en el arte cristiano”. Durante las lecciones, la profesora inglesa habría afrontado la «representación artística de las mujeres» en la última parte de la Edad Media y en el arte del Renacimiento.

No es la primera vez que la teóloga se ha visto en esta situación. También sucedió en septiembre, cuando se le dijo que ya no habría participado en la Catedral de Clifton, Inglaterra, en una serie de conferencias por los cincuenta años del Concilio Vaticano II. Un mes antes, la teóloga había firmado una carta abierta a favor del matrimonio entre las personas del mismo sexo y que fue publicada en “Times”. La Universidad de San Diego, en 2008, había cancelado la invitación a la teóloga feminista Rosemary Radford Ruether, que habría enseñado Teología católica un año más tarde. La Universidad de San Diego es una institución católica que nació en 1952 gracias a la colaboración entre la arquidiócesis de San Diego y la congregación religiosa femenina del Sagrado Corazón de Jesús.