Páginas

viernes, noviembre 23, 2012

El miedo de la derecha 2

Y la otra carta, derechamente incorrecta.

Leed.

Alternativa conservadora


Señor Director:
Gonzalo Rojas llama a los líderes naturales de la sociedad civil (dirigentes sociales, profesores, artistas, empresarios . . .) a manifestar sinceramente su preferencia entre los pre candidatos presidenciales. Así servirán de mediadores entre los políticos, aislados en su desprestigio, y los desencantados ciudadanos corrientes. Él menciona a diez personalidades, desde Bachelet a Enríquez pasando por Allamand y Parisi, y termina recordando los nombres de quienes podrían representar posiciones más conservadoras: Kast, Álvarez . . .

Da en el clavo. ¿Será verdad que Chile es un país más liberal que Estados Unidos? ¿Será verdad que, en nuestra patria, nos resignemos a legitimar las causas liberales más extremas, sin que ningún líder político levante una candidatura independiente?

Se va extendiendo la sensación de que vivimos una profunda crisis moral. Los casos de corrupción pública, los recurrentes escándalos sexuales, el impune marchar de jóvenes que se creen dueños del país y destrozan la propiedad pública y privada, la explotación del cuerpo humano para lucrar, el ciclo indecente de consumismo y usura legalizada, la expansión de la droga y del alcoholismo desde edades cada vez más tempranas, la élite desgastada, convertida en una oligarquía monstruosa, ¿quién no ve que todo esto refuerza la deserción de la política? ¿Para qué votar, si todas las alternativas son prácticamente equivalentes? ¿Cuál es el "mal menor"? ¿No lo será, simplemente, abstenerse de votar y trabajar en una alternativa conservadora de largo plazo?

O de corto plazo. ¿Cómo no levantar un candidato presidencial conservador de verdad, uno inspirado en gente como Gonzalo Vial, en la fuerza liberadora de la verdad cristiana?


Cristóbal Orrego Sánchez

1 comentario: