Páginas

jueves, diciembre 31, 2009

Una carta atrasada . . . sobre la memoria

En medio del debate sobre el sesgado museo de la memoria y del olvido, he intervenido para destacar que, al menos, será más fácil argumentar en el futuro que hay crímenes que jamás se justifican.

El Mercurio
Cartas

Sábado 12 de Diciembre de 2009

 
Verdad y memoria

Cristóbal Orrego Sánchez Señor Director:

Las verdades son todas compatibles entre sí. Solamente para mentir se requiere buena memoria. Es verdad que los crímenes que recordará el Museo de la Memoria deben ser condenados con independencia de sus circunstancias. También es verdad que los otros crímenes, los que no serán recordados por el Museo de la Memoria, deberían ser igualmente condenados con independencia de sus circunstancias. Y es verdad que una memoria nacional selectiva, usada con fines políticos partidistas, debe ser condenada con independencia de las circunstancias. Quizás es verdad que en el futuro el Museo de la Memoria será completado con otros recuerdos dignos de similar condena. Así nadie podrá decir que algunos fines justifican matar a algunos seres humanos inocentes e indefensos.

Cristóbal Orrego Sánchez

2 comentarios:

  1. El Museo de la Memoria es abominación de corte stalinista como dijo alguien en 'El Mercurio'.
    Es una inversión de la moral como ha ocurrido en estos 20 años. Los terroristas atacan como los hermanos Vergara, que mataron a un civil y a un carabinero. Pero es un caso de DD.HH., el hecho de que el carabinero haya dado muerte al terrorista. O bien, el ataca al retén los Queñes.

    La izquierda siempre ha tenido un pretexto para "matar a algunos seres humanos inocentes e indefensos", ya sea en la vieja democracia, ya sea en el Gobierno Militar, ya sea los asesinatos selectivos que hizo el terrorismo cuando llegamos a la democracia.

    Esa una manera de blaquear su pasado totalitario y terrorista. Eso es todo.

    El único papel que hacen bien los atorrantes progres es el de mosquita muerta.

    Lo peor de todo esto, una vez más los llamados 'liberales' le creen las mentiras de la izquierda. Me refiero a los señores Fontein y Oscar Godoy, que formaran parte del directorio Son COLOBORACIONISTAS con la maldad. Ambos estarían contentos con la ley de la Memoria Histórica de Zapatero.

    ResponderEliminar
  2. Que fina pluma. Notable apreciación Cristobal

    ResponderEliminar