Páginas

lunes, noviembre 15, 2010

Mambrú se fue a la guerra

Me dice Mambrú que le aparecía publicidad de dudosa moralidad en mi blog. Por eso, he eliminado la sección de anuncios. Espero que no aparezcan por el lado, pero al menos a mí no me aparecen ahora.

6 comentarios:

  1. Estimadísimo Sánchez Münster:
    ¡Habráse visto la desfachatez suya!
    La publicidad denunciada era de una moralidad nada de dudosa, sino completamente cierta. Debe formar mejor su conciencia (¿ha escuchado hablar del Derecho Natural? No le vendría nada mal tomar un cursillo por ahí).
    De cualquier manera, le estoy muy agradecido porque, si llevo 5 años comentando sus postes, ha sido con la secreta y vanidosa esperanza de que, alguna vez, mencionara usté al pobre Mambrú en uno de ellos. Que le dedique uno, con título y todo, es más de lo que podía esperar.
    Atte. y con encomio
    Mambrú

    ResponderEliminar
  2. Cristóbal, yo abro mi blog, cada vez que puedo, desde otras computadoras (de amigos o de oficinas), así, just for fun y con un poco de ánimo de controlar ;)

    Google (o la publicidad que hayas tenido, o no me fijé o nunca me pareció que había nada reprobable en lo que leí en tu blog ;) pone la publicidad de acuerdo al perfil del lector, de acuerdo a lo que interese a la ID adresse o a la persona que abre el blog, de acuerdo a las preferencias que hayan sido detectadas, de acuerdo a su edad, sexo, nacionalidad, profesión, etc.

    Que yo nunca haya visto nada malo en tu blog tiene relación, probablemente, con mi edad, mi nacionalidad, ubicación geográfica, profesión y el resto de las páginas que abro (que conste que siempre entro en tu blog desde mi personalidad de Google o de gmx), la respuesta ahora, la tendría que dar tu amigo Mambrú (qué bueno sería que todos usáramos nuestro nombre real en la red ;)

    Entre paréntesis, cuando abro el blog desde mi oficina (muy, muy rara vez), no lo hago desde mi personalidad de Google, ni desde ninguna, como es oficina de finanzas, sólo me aparece publicidad de ese tipo ;)

    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Estimada Marta:
    El pobre Mambrú estuvo a punto de ofenderse con su comentario, pero ya se le pasó. De cualquier manera, Mambrú espera se le crea que no miente en dos cosas: no suele mirar páginas de inmoralidad nada de dudosa, y le han aparecido al menos publicidades de tales características en el blog de Sánchez Münster (no sé si tendrá que ver el no entrar con ningún perfil y el poseer una IP dinámica).
    En cuanto al uso del nombre real de Mambrú, Mambrú declara que si Sánchez Münster se lo pide, en adelante firmará con él. En todo caso, Mambrú espera que no se lo pida, porque tantos años de esquizofrenia han engendrado, en el pobre Mambrú, un crecido afecto por esta segunda personalidad.

    ResponderEliminar
  4. Fe de ratas:
    Donde dice "al menos publicidades", debe decir: "al menos dos publicidades".
    Donde no dice nada (o sea, después de donde dijo algo), debe decir "Atte. y con encomio, Mambrú".

    ResponderEliminar
  5. Estimado Mambrú:

    Yo prefiero a Mambrú, porque sé distinguir entre los "anónimos", que detesto, y los personajes literarios, a quienes profeso simpatía. Si escribiera don Quijote, no le pediría que firmara como Cervantes. Tremenda insolencia.

    A mí también me han aparecido, a veces, avisos de dudosa moralidad, es decir, ciertamente inmorales. Y el filtro me impidió abrir una página calificada de pornográfica (puedo revelar la dirección: www.vatican.va, que a veces trata temas escabrosos).

    Mambrú, siga como personaje, sin intimidarse.

    Estimada Marta: Smile! Mambrú se lo merece.

    ResponderEliminar
  6. sí, pero nosotros no sabemos quién es Mambrú ;) sinceramente, estoy totalmente en contra del anonimato en la red, más aún en la blogósfera; en Alemania se dice que el anoni... no, para qué contarlo... dejemos el tema para otra ocasión.

    estimado Mambrú, no es que tú veas páginas de dudosa moralidad o de indudosa inmoralidad ;) es que, por tu sobrenombre aguerrido pero tiernamente infantil, por ser varón y por tu edad, los duenos de la publicidad piensan que te interesan esos temas... así funciona internet. Por eso, no me los ponen a mí... generalmente sólo me ponen propaganda financiera, deportiva, de ropa elegante o de sushi ;)

    Generalmente, las páginas "buenas", como facebook, te da la posibilidad de calificar una publicidad como ofensiva, extremista, que lleva a engano, etc., etc. Lamentablemente, Google (o la publicidad que Cristóbal haya tenido) no da esa posibilidad, porque de otra manera, supongo que habrías hecho uso de tu derecho de consumidor ;)

    En una ocasión, FB me puso propaganda para lesbianas y la objeté; lo mismo hice con publicidad de la extrema derecha alemana y de la extrema derecha espanola, sólo por poner dos ejemplos.

    Cristóbal, qué empresa se encargaba de la publicidad de tu blog, o sea, a quién se la habías vendido? A google ad sense? O a otra empresa?

    Saludos!

    ResponderEliminar