Páginas

miércoles, septiembre 11, 2013

La virtud de ser sinceros: lo agradezco y felicito

Un fenómeno penoso de los últimos meses es notar como, en diversos ambientes eclesiales, muchos se acercan con temor y reverencia a los jesuitas. Es que el Papa es jesuita, de donde parece que estos timoratos sacan la consigna de acercarse a quienes nunca habían seguido muy de cerca.

Yo tengo un solo discurso: he conocido jesuitas muy papistas (especialmente en Estados Unidos, como Joseph Fesio) y otros que están confundidos, que atornillan al revés. Y entre estos algunos lo hacen abiertamente, a quienes uno les agradece la valentía y la sinceridad. Otros, que son la mayoría, enarbolan un doble discurso: en público alardean de fidelidad al Magisterio en la moral sexual, especialmente ahora en el asunto de la homosexualidad, mientras que en privado te reconocen que no ven nada malo en ese estilo de vida, al que acompañan con una pastoral que no se dirige a la conversión y a la castidad, sino a la acogida y la legitimación de un vicio abominable. Estos mentirosos dan pena y dan asco.

En cambio, cuando un sacerdote dice abiertamente sus herejías, por lo menos le agradecemos ser bien hombrecito.

Así que felicitaciones al Rector de la UC de Córdoba, en Argentina.

Leed.

Rector jesuita de universidad católica en Argentina apoya agenda gay y sacerdocio de mujeres

Sacerdote jesuita Rafael Velasco
Sacerdote jesuita Rafael Velasco

BUENOS AIRES, 05 Sep. 13 / 06:09 am (ACI).- El sacerdote jesuita Rafael Velasco, rector de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), en Argentina, dirigida por la Compañía de Jesús, expresó su aval al estilo de vida homosexual, demandó la aceptación de mujeres en el sacerdocio y aseguró que se adhiere a la teología marxista de la liberación.

En una entrevista con el periodista argentino Mariano Saravia, con ocasión de su anuncio de renuncia al rectorado de la UCC que se haría efectivo en marzo de 2014, el Padre Velasco aseguró que en la Iglesia “hay reformas importantísimas que hacer”, entre ellas “que si un homosexual vive establemente con su pareja pueda comulgar”.

El sacerdote jesuita señaló que si en la Iglesia Católica “decimos que no debe haber diferencias entre el hombre y la mujer, decimos que la mujer es importante, pero la excluimos del ministerio del sacerdocio. Eso tiene que cambiar”.

En la entrevista, difundida a través de la página en la red social de Facebook de Saravia, el rector de la UCC dijo que “la corrupción está más clara en El Vaticano. La curia romana es una corte, la última corte medieval activa y viva en pleno siglo XXI. Eso tiene que desaparecer”.

Además, pidió que en los nombramientos de Obispos, debe “participar más la comunidad”.

A pesar de que el entrevistador le recordó que el Papa Francisco señaló que el tema del sacerdocio femenino fue zanjado por el Beato Juan Pablo II, el Padre Velasco dijo que el Santo Padre “lo podría abrir. No hay nada que no pueda abrir un Papa. Un Papa o un Concilio”.

El sacerdote jesuita criticó la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad, comprendida en el Catecismo, que les pide a las personas con atracción al mismo sexo que sean “célibes y que no pueden vivir su amor y su sexualidad en toda la vida”.

“No es lo mejor que tenemos para decirles”.

“Yo creo que si sacamos conclusiones lógicas, a una persona que es homosexual y vive en las mismas normas de amor y fidelidad que les pedimos a los heterosexuales, deberíamos rehabilitarlo totalmente para los sacramentos, empezando por la comunión”, dijo.

El rector de la Universidad Católica de Córdoba negó además el dogma de la infalibilidad del Papa cuando habla ex cathedra sobre doctrina o moral, definida en el Concilio Vaticano I.

“Yo creo que ni los papas saben cómo sacarse de encima el dogma de la infalibilidad”, señaló.

“Se debería democratizar la infalibilidad en temas de fe. Sería bueno discutirlo, pero no creo que Francisco lo vaya a discutir”, dijo.

El sacerdote jesuita indicó su adherencia a la teología marxista de la liberación, “desde la realidad, leyendo la Palabra de Dios desde los pobres”.

El Padre Rafael Velasco lamentó que “en la Iglesia todo el tiempo se hace política, y los únicos castigados son los Ernesto Cardenal o los Fernando Lugo”. Lugo, defendido por el rector de la UCC, recientemente tuvo que reconocer a su segundo hijo, concebido mientras aún era Obispo de San Pedro, en Paraguay.

Ernesto Cardenal, sacerdote que se convirtió en revolucionario armado, fue reprendido públicamente por el Beato Juan Pablo II a su paso por Nicaragua.

El sacerdote jesuita lamentó los “muchos años” de los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, en los que, criticó, “en el nombramiento de obispos se privilegió a personas que interpretaban lo que decía Roma sin salirse del libreto”.

El jesuita lamentó además que el Papa Francisco no haya recibido al teólogo marxista de la liberación Leonardo Boff a su paso por Brasil.

Boff hace algunos años abandonó el sacerdocio, se casó, y se alejó de la Iglesia Católica para convertirse en lo que él llama un "ecoteólogo de matriz católica".

Al final de su entrevista, el rector de la UCC pidió ser “cautos y realistas y contener el optimismo” con respecto al Papa Francisco pues “a pesar de que veo con esperanza las cosas que está haciendo y espero cambios concretos, no hay que perder de vista que Bergoglio nunca vio con simpatía la Teología de la Liberación. Esa es la verdad”.

“Cuando lo eligieron en marzo lo primero que todos pensamos fue que era latinoamericano, y argentino. Pero no eligieron a Gustavo Gutiérrez (considerado el padre de la teología marxista de la liberación) para Papa”, lamentó.


2 comentarios: