Páginas

lunes, junio 17, 2013

Cuidar a la Universidad de Chile

En El Mercurio.


Cartas
Lunes 17 de junio de 2013

Cuidar la U. de Chile

Señor Director:

No todas las universidades tienen la misma identidad y misión. Esta variedad enriquece el sistema universitario en su conjunto. La Pontificia Universidad Católica de Chile, mi alma máter, tiene el deber estatutario de hacer brillar la luz de Cristo en la cultura y la ciencia, en diálogo con las otras universidades, sin perder su propia identidad en el proceso. Esta especial misión es incompatible con que ella misma, en su interior, admita toda la pluralidad de visiones vigentes en la sociedad civil. Ha de preservar su propia fisonomía, sin transigir con las ideologías anticristianas.

Por eso mismo, la Universidad de Chile, junto con las otras universidades estatales, posee una identidad nacional comprehensiva y una misión peculiar insustituible. En ella deberíamos sentirnos cómodos todos los ciudadanos, confrontando de manera civilizada nuestros puntos de vista y luchando con las armas de la razón para defender lo que de buena fe nos parece verdadero, recto y justo. Confieso que así me he sentido cuando, como invitado a su Facultad de Derecho, he enseñado y debatido con profesores y estudiantes de posiciones doctrinarias totalmente contrarias a las mías. Debemos cuidar esta realidad.

Debemos ampliar el pluralismo interno de la Universidad de Chile en aquellas facultades que hayan sido cooptadas por grupos unilaterales. Asimismo, cabe esperar de sus autoridades, comenzando por su rector, que hagan respetar su autonomía a quienes se arrogan el poder de invadirla y secuestrarla bajo el pretexto de que, transitoriamente, estudian en ella. Si no lo hacemos, dejará de ser el lugar del encuentro entre todos para ser el espacio donde se impone la ideología de algunos y se amedrenta a quienes discrepan para hundirlos en el silencio.

Cristóbal Orrego Sánchez
Profesor de Derecho UC

Profesor Invitado, Universidad de Chile

1 comentario: