Páginas

lunes, noviembre 22, 2010

El Papa y el condón


Si uno lee con calma lo que Benedicto XVI ha dicho sobre el uso del condón, sin dejarse distraer por las transcripciones falsas de la mayoría de la prensa, solamente hay una novedad, que es que el Romano Pontífice descienda a estos detalles. Es una primera aproximación desde tan alta fuente, aunque se ha de notar que no constituye ejercicio de su magisterio, sino una entrevista en la que expresa sus opiniones de manera coloquial. 

Esas opiniones del Papa, en todo caso, están de acuerdo con lo que siempre se ha enseñado en círculos especializados de la teología moral: que en el ámbito de la prostitución deben adoptarse medidas profilácticas, y que "en la intención de reducir el riesgo de contagio puede haber un primer paso hacia una manera diferente, más humana, de vivir la sexualidad". Sin embargo, el Papa, ante la pregunta directa de si "la Iglesia católica no se opone en principio al uso de condones", responde lapidariamente que "Ella por supuesto que no considera esto como una solución real o moral". "No es realmente la forma de tratar con el mal de la infección HIV". "Esto realmente puede conseguirse solamente con una humanización de la sexualidad".

En círculos especializados se sabe, sin embargo, que la Santa Sede está estudiando un tema controvertido en teología moral, que no es el de la anticoncepción —zanjado definitivamente por Pablo VI en Humanae Vitae, como confirma el Papa en el mismo libro—, sino el de hasta dónde se extiende la tesis moral de la profilaxis (hasta ahora aplicada en contextos de conductas sexuales desordenadas como la prostitución y semejantes) para prevenir el SIDA en relaciones conyugales. Es un tema difícil, que el Papa ha pedido se estudie, y que a nadie debería sorprender que se resolviera en cualquiera de los sentidos debatidos, porque no hay magisterio católico expreso sobre este punto. 

En fin, recomiendo leer el libro en lugar de especular con trascendidos de prensa.


Cristóbal Orrego Sánchez

7 comentarios:

  1. He leído en comentarios serios sobre el tema que todo este avispero se originó por una mala traducción del alemán al castellano.

    Donde dice "prostitutas" (femenino) dice "prostitutos" y ya se entiende un poco mejor, pero va a haber mucho que explicar, porque la gente se queda con los titulares de la prensa.

    ResponderEliminar
  2. Estimado: A qué se refiere el Papa a "humanizar la sexualidad"...hasta donde entiendo, ella no ha parado de "humanizarse" en los últimos 50 años...

    ResponderEliminar
  3. Me parece súper bien que el Papa hay dado este paso. DE todas maneras queda claro que con el argumento, también se puede predicar que es bueno que a los adictos a la heroína se les entreguen jeringas estirilizadas. Lo que no tiene nada de malo, porque así se empiezan a enfrentar de verdad y sin eufemismos los temas públicos y nos damos cuenta que el Sida es un tema del cual no nos podemos hacer los locos.

    Francisco Armas

    ResponderEliminar
  4. Me da la impresión que lo que dice AleMamá es crucial para entender el tema. Hoy viene una carta en el Mercurio en ese sentido.

    Alberto González Vidal

    ResponderEliminar
  5. No es esencial, el tema de la traduccion. Para los efectos de la aplicacion tradicional de la tolerancia de un mal (como las prostitucion) y el intento de minimizarlo (con medidas profilacticas) es irrelevante que sea prostituta o prostituto. Una vez que estamos en el terreno escabroso, es irrelevante que el acto pecaminoso sea contenido dentro de su mal respecto de varones o de mujeres. Al menos asi entiendo el pensamiento del Papa sobre este punto, pero el lenguaje coloquial igual queda abierto para interpretaciones.

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy un experto en el tema, por eso recurro a él. Tampoco mi intención es caer en el terreno escabroso.

    Cuando ví la observación de la traducción (si efectivamente existe un error de traducción), pensé (mal pensado que soy) que el Papa podia estar refieriéndose a relaciones entre un prostituto y otro hombre (las mujeres no recurren muy seguido a estos servicios... creo). En este tipo de relaciones la facultad de procreación no existe, y por eso en ese caso podría permitirse el uso del condón, que no impide lo que la naturaleza ya impidió.

    Espero su respuesta, pues sin duda las declaraciones del Papa darán para comentarios en diversas reuniones.

    Alberto

    ResponderEliminar
  7. Es efectivo que en aleman el Papa se refiere a prostituto (la trad. inglesa es correcta, la italiana es errada). Queda obviamente claro que el Papa considera que el acto es malo, pero que disminuir su mal efecto fisico puede ser un primer paso hacia el bien (no se trata de que el acto sea bueno, sino de que la medida sanitaria revela algo de moralidad interna, en la intencion del prostituto). Pero lo mismo es aplicable a un acto que es malo aunque heterosexual. El problema que tiene ahora la Santa Sede es clarificar la materia de una manera mas general y sistematica. Yo tengo mis ideas, pero ahora me las guardo: el objetivo es que no se use al Papa para decir lo que no ha dicho. Nada mas por ahora.

    ResponderEliminar