Páginas

jueves, noviembre 12, 2009

Más sobre liberales y el voto por Piñera

Cartas
Jueves 12 de Noviembre de 2009

Liberales y conservadores I


Señor Director:

Mi amigo Agustín Squella caricaturiza las posiciones cuando sostiene que el liberal amplía, mientras que el conservador achica, el espacio de las libertades. En mi opinión, lo que realmente sucede es que, por las diferencias morales de fondo, discrepamos acerca de qué libertades realmente dañan a los demás. Así, por ejemplo, los liberales ideológicos —anticlericales— intentan disminuir la libertad de elección de escuela de las familias y el alcance del derecho de los padres a educar a sus hijos. En cambio, protegen la libertad para el comercio sexual y la pornografía, y, en este ámbito, no sabría decir yo qué otras libertades. Por el contrario, los conservadores queremos ampliar la libertad de enseñanza —que los pobres no estén obligados a estudiar en escuelas oficiales y malas— y procuramos confinar a las cloacas de la sociedad aquellas libertades que destruyen el matrimonio y el carácter de los ciudadanos.

En todo caso, mi carta del 10 de noviembre no intentaba definir al liberal (y menos a uno tan civilizado como Agustín Squella), sino advertir la posibilidad de no votar por Sebastián Piñera si él no logra mantener la neutralidad entre liberales y conservadores en la Coalición por el Cambio. No es el momento de hacer avanzar agendas —menos aún la agenda gay—, sino el de desalojar a la Concertación mediante una defensa atractiva de las libertades ciudadanas contra el estatismo, y de la probidad pública contra la corrupción.

Cristóbal Orrego Sánchez




3 comentarios:

  1. Cristóbal: ¿Llegó la reactivación?
    Muy buenos los comentarios.
    En relación al del 8 de noviembre, yo votaría por Piñera en todo caso, justamente porque dentro de su coalición se dan las discusiones morales, y el liberalismo ético no es una verdad dogmática.
    Saludos.
    Álvaro P.

    ResponderEliminar
  2. Ahora parejas homosexuales en la franja de Piñera. ¿A dónde vamos a parar? Esto es un escándalo, debemos ponerle atajo inmediato a estas inmoralidades. No puede ser que sigamos permitiendo el avance constante de estas situaciones. Como católicos no podemos darle nuestro voto a Piñera. Deberemos votar nulo.

    Rodrigo Mellado

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué los conservadores chilenos no son como los conservadores americanos? El problema que tiene los chilenos es su tradicionalismo y apelar a la Iglesia como una autoridad, cuando podrían hacer los mismo con la razón y la experiencia. No son capaces de ver el ser conservador como bueno y atractivo. Y al final gana la propaganda de la izquierda.

    El conservador americano apela al sentido común del americano medio, no de la elite de Harvard u de otra universidad.

    La gente no es tonta. Lo probó los comentarios que hizo las personas comunes y corrientes cuando se le preguntó sobre el tema homosexual en la campaña,en un programa de TV de Valparaíso. La mayoría que yo escuché fue más inteligente que los Allamand y Cía y el mundo académico.

    En democracia hay que convencer como diría Leo Strauss siguiendo a Sócrates.

    ResponderEliminar